Búsqueda en los contenidos de la web

Asozumos
 

Para prevenir la obesidad hay que controlar el contenido calórico, las ingestas y los horarios en los que comemos

10 - MARZO - 2018

Asozumos entrevista al doctor Fernando Goñi, miembro de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO)

Asozumos.-Como experto en obesidad, ¿cuáles cree que han sido los factores para que la obesidad sea una de las epidemias más extendidas del siglo XXI?

Fernando Goñi.- Los profundos cambios sociales y los avances tecnológicos que se han producido en el siglo pasado han revolucionado nuestro modo de vida, y han sucedido tan rápidamente que no hemos tenido tiempo para adaptarnos a ellos. El proceso de industrialización con la urbanización de la sociedad y el abandono del ámbito rural, el cambio de los hábitos dietéticos hacia un consumo elevado de alimentos de fácil acceso y alto contenido calórico junto con un modo de vida muy sedentario son los principales factores generadores de obesidad en los países desarrollados. Hay muchos más factores implicados en el aumento de prevalencia de la obesidad. No obstante el aumento de la prevalencia de obesidad no es exclusivo de países desarrollados. Las poblaciones más expuestas son aquellas con un bajo nivel económico y sobre todo las mujeres y los niños.

AZ.-En muchos casos, la obesidad es producto de unos malos hábitos adquiridos por la falta de tiempo para llevar una alimentación y unos hábitos de vida más saludables. ¿Qué recomendaciones daría en estos casos?

FG.-Hemos pasado de un modelo de alimentación tradicional con un consumo importante de productos locales a un patrón alimentario en el que hay disponibilidad de alimentos en cualquier parte y a cualquier hora. Además ha cambiado el modelo de estructura familiar, con la incorporación de varios miembros de la familia a la vida laboral con diferentes horarios, por lo que resulta complicado mantener un patrón alimentario saludable. Debemos intentar respetar los horarios de las comidas, evitar alimentos preparados hipercalóricos de bajo valor nutricional, controlar el tamaño de las raciones y no abusar de bebidas azucaradas o aquellas que contengan alcohol.

AZ.-¿Qué papel juega la alimentación para combatir la obesidad? ¿Qué alimentos considera indispensables en una dieta equilibrada?

FG.-Una alimentación equilibrada es clave para tener un buen estado nutricional. El equilibrio no solo se refiere a la proporción adecuada de nutrientes sino también a su cantidad. Hay alimentos que deberíamos consumir a diario como son los hidratos de carbono procedentes de los cereales, verduras, legumbres y frutas y otros que deberíamos evitar o consumir solo en determinadas ocasiones como todos aquellos que contengan azúcares refinados o alcohol. En cuanto a las grasas el consumo debe ser preferentemente de aquellas de procedencia vegetal, en particular de aceite de oliva, evitando el exceso de grasas de origen animal o las derivadas del aceite de palma. El consumo de proteínas debe repartirse entre los lácteos, huevos, pescados y carnes magras, y consumir carne roja con moderación. Este es el patrón alimentario de la dieta mediterránea, que ha demostrado ser beneficiosa a nivel cardiovascular. Para prevenir la obesidad es necesario además controlar el contenido calórico, el número de ingestas y los horarios en los que comemos.

AZ.-Las frutas y verduras son fundamentales en una dieta equilibrada por su gran cantidad de beneficios nutricionales. Sin embargo, en ocasiones, también la falta de tiempo hace que no se puedan alcanzar las recomendaciones diarias. ¿Qué alternativas o consejos darías para aumentar el consumo de estos alimentos?

FG.-Hay una gran variedad de verduras y muchas formas de cocinarlas. Desde su preparación en crudo en ensaladas hasta su consumo como guarnición de segundos platos, por tanto, no requieren más tiempo que otros alimentos para su consumo habitual. Hay que acostumbrarse a terminar la comida con fruta, es fácil de llevar fuera de casa y también puede ser el mejor tentempié entre horas. Evitar la comida rápida, hipercalórica, con alto contenido en grasas saturadas, de baja calidad nutricional y sustituirla por platos que contengan verduras y frutas puede ser un buen comienzo.

AZ.-¿Cuáles son los pasos que está dando la SEEDO para abordar el problema de la obesidad?

FG.-La SEEDO (Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad)  o SEO (Sociedad Española de Obesidad) es una sociedad científica de ámbito nacional que agrupa a diferentes profesionales interesados en el abordaje multidisciplinar de la obesidad a todos los niveles (investigación, diagnóstico, prevención y tratamiento).

Nuestro objetivo es luchar contra la obesidad de forma activa con la puesta en marcha de todas las medidas posibles de promoción de la salud y de prevención de la obesidad. Para ello, actuamos implicando a las instituciones públicas, a la industria alimentaria, a otras sociedades del ámbito sanitario y, en general, a toda la sociedad para que seamos conscientes de que la obesidad es una epidemia grave con consecuencias desastrosas para la salud y que acorta la esperanza de vida.

La obesidad ha sido reconocida como una enfermedad crónica por las autoridades sanitarias a nivel mundial. Gracias a ello esperamos de los organismos competentes una mayor dotación de recursos para su investigación, tratamiento y prevención. La SEEDO desarrolla acciones docentes, investigadoras y asistenciales pero también colabora activamente en campañas de sensibilización dirigidas a los ciudadanos, como la organización del Día de la persona Obesa y documentos informativos como “Tu salud está en el plato” “Consejos para controlar el peso en navidad” o “Cuida tu peso fuera de casa”. También estamos presentes en las redes sociales en las que pretendemos dar a conocer nuestra sociedad científica a la población y también mantener informados a todos aquellos profesionales interesados en la obesidad.

La SEEDO ha desarrollado el programa “Prevención de la Obesidad, Aligera tu Vida” www.prevenciondelaobesidad.es considerado por el Gobierno de España como de excepcional interés público. Dentro de este programa se están realizando un gran número de actividades científicas y populares, como congresos, cursos, talleres, conferencias y encuentros con diferentes colectivos de la sociedad (periodistas, restauradores, etc.).Últimamente hemos firmado un convenio de colaboración con el Consejo Superior de Deportes para combatir la obesidad a través de la actividad física y el deporte.