Búsqueda en los contenidos de la web

Asozumos
 

'Mi objetivo para la asociación es que sea considerada como el principal representante de la industria de zumos y néctares en Europa'

Wouter Los AIJN

Entrevistamos a Wouter Lox, nuevo secretario general de la European Fruit Juice Association (AIJN).

P: Recientemente ha sido nombrado secretario general de AIJN, ¿qué significa para usted ocupar este cargo?

WL: Después de haber trabajado durante los últimos 25 años en el ámbito de los asuntos públicos y del lobby, tanto para asociaciones europeas como para empresas internacionales, siempre he considerado a AIJN como referente en Bruselas. Esta ciudad acoge a más de 11.000 asociaciones y stakeholders que figuran en el registro de transparencia de la UE, por lo que el reconocimiento de las instituciones como representante de los intereses del sector es un indicio de que se trata de un organismo bien establecido. Por lo tanto, unirme a AIJN es un honor ya que significa que dirijo una asociación de gran reconocimiento. Además, el hecho de ocupar el puesto de secretario general supuso para mí la apertura a un nuevo sector, ya que llevaba dirigiendo EUsalt (la Asociación Europea de Productores de Sal) los últimos 12 años. Es una oportunidad muy interesante para crecer y seguir con el legado del anterior secretario general que dirigió AIJN durante 30 años.

P: ¿Cuáles son sus objetivos para el desempeño de su actividad?

WL: Mi objetivo para la asociación es que sea considerada como el principal representante de la industria de zumos y néctares en Europa. La nueva Comisión Europea ofrece una vez más la oportunidad de contribuir a dar forma a la agenda europea y a que se reconozcan las prioridades consideradas esenciales para nuestro sector. Entre sus objetivos también están el poder resolver las crecientes demandas de las asociaciones, desde el trabajo básico de la asociación que es dar valor a sus miembros, haciendo frente a la búsqueda de la digitalización, así como a los retos más complejos de la nueva era del lobby, que implica dar voz e iniciativas ciudadanas más francas. Ser capaz de dirigir la asociación para mantener el cumplimiento de estos objetivos es quizá la herramienta de medición de mi actividad.

P: ¿Cuáles son los problemas más importantes a los que se enfrentan actualmente las asociaciones europeas?

WL: Las numerosas asociaciones europeas que representan intereses específicos en Bruselas tienen diferentes puntos en común. Una de las cuestiones podría ser la versatilidad de la membresía. En muchos sectores, las empresas están revisando sus objetivos estratégicos o el alcance de sus actividades y esto a veces interfiere en el mantenimiento de la membresía en ciertas asociaciones sectoriales. Además, la consolidación de empresas en sectores no sólo puede dar lugar a una reducción de las cuotas de afiliación, sino también a una remodelación del entorno competitivo de los miembros. Una asociación depende de la voluntad de los miembros y de las empresas de ofrecer una perspectiva sectorial global para trabajar unidos. Por ello, para asegurar una propuesta de valor, añado la experiencia técnica que una asociación puede proporcionar es claramente una herramienta esencial.

Parece haber una tendencia y una necesidad en las empresas de confiar en la experiencia técnica proporcionada por la asociación, mientras que, al mismo tiempo, las limitaciones de tiempo de los expertos técnicos dentro de las empresas hacen imposible asegurar la transición del conocimiento de los miembros a la asociación. De ahí que surjan ciertos déficits de conocimiento por ambas partes, al mismo tiempo que aumentan las participaciones de información y experiencias prácticas.

Por último, pero no por ello menos importante, están los aspectos de digitalización del funcionamiento de la asociación. Esto no sólo implica la modernización de las herramientas informáticas comunes, sino más concretamente las aplicaciones de las herramientas digitales y la Inteligencia Artificial en el mapping de stakeholders y en las actividades de las Public Affairs.

AIJN logo

P: ¿Cómo describiría la situación de la industria de los zumos de fruta en Europa?

WL: Existen algunos retos a los que se enfrenta el sector y que influyen en los resultados económicos generales del mismo; siendo el principal las discusiones sobre la reducción de azúcar, pero también sobre las cambiantes demandas y preferencias de los consumidores de centrarse en los alimentos menos procesados, los aspectos orgánicos y la sostenibilidad.

Aunque en términos de volumen, el sector parece estar en declive en los últimos años, también vemos un aumento de valor. Esto significa que los consumidores tienen preferencias cambiantes de los zumos concentrados a zumos que no son concentrados, pero también tienen en cuenta muchos otros aspectos de importancia en los zumos que se ofrecen a los consumidores. En general, el futuro todavía parece jugoso, y las novedades en el sector de los zumos, así como en el sector del néctar, muestran buenas perspectivas.

P: ¿Qué medidas está tomando AIJN para mejorar esta situación?

WL: Como asociación sectorial, estamos comprometidos con el programa Fruit Juice Matter, que ayuda a reequilibrar la conversación sobre los beneficios nutricionales del consumo de zumos y néctares de frutas en Europa y, en ultima instancia, a aumentar su consumo. Además, AIJN contribuye a garantizar la calidad de los productos de acuerdo con la directiva, promoviendo la aplicación y actualización de los criterios de conformidad y calidad recogidos en el Código de Buenas Prácticas de AIJN.

También apoyamos el funcionamiento del Sistema Europeo de Control de Zumos asegurando la implementación de las medidas de calidad y la realización de controles cruzados de los productos.

Por último, el apoyo de la plataforma CSR, una plataforma de múltiples partes interesadas que cuenta con la contribución de la cadena de valor de los zumos y néctares de frutas y garantiza el compromiso con los aspectos de sostenibilidad en la producción de zumos y néctares.