Búsqueda en los contenidos de la web

Asozumos
 

El zumo de granada, bebida de campeones

Tras lograr su proeza, el nutricionista de Messina, de 55 años de edad, ha declarado tras llegar a su destino que esta aventura no era sólo un reto deportivo personal. Con la travesía, quería dejar constancia de lo importante que es mantener una alimentación sana, más aún en las personas que practican deporte y sin tener en cuenta factores que puedan suponer un hándicap, como la edad.


Para evidenciar sus principios, el atleta sólo se alimentó durante su recorrido de zumo de granada y tabletas energéticas de chocolate. Sólo estos dos alimentos fueron necesarios para proporcionarle la fuerza suficiente que le permitió cruzar a nado los 250 km. que separan las costas de Túnez de la isla de Cerdeña.
En tan sólo siete días y con unas aletas como única ayuda, ha logrado cubrir una media de 30 kms. diarios en mar abierto, lo que supone mantener un ritmo vertiginoso de 54 brazadas por minuto.


Nuestro protagonista, Giovanni Brancato, no es ni mucho menos un novato en cuanto a la natación en mar abierto se refiere. Doctor en biología y especializado en homeopatía y nutrición, en el año 2008 ya protagonizó una importante proeza, al recorrer nadando los 145 km. de distancia entre Córcega y Liguria.
Aunque nada comparado con lo que ha conseguido esta vez, en la que su preparación, su estricta dieta y su duro entrenamiento de doce horas al día han dado su resultado ya que, como él mismo asegura "no se puede improvisar con el mar".


Durante esta semana estuvo acompañado por un barco de asistencia que le siguió durante toda la travesía. A bordo, un equipo médico y un representante de la Federación Italiana de natación velaron por su salud en todo momento y comprobaron cómo Brancato llegaba a Cerdeña en perfectas condiciones y salía del agua sin necesidad de ninguna ayuda.


Fuente:
www.granatumplus.com