Búsqueda en los contenidos de la web

Asozumos
 

Acuerdo entre Osborne y Mahou-San Miguel por Solán de Cabras

El Grupo Mahou-San Miguel ha adquirido la división de aguas y zumos del Grupo Osborne como una muestra más de su diversificación reforzando su posición en el sector español de bebidas y fortaleciendo la relación con sus clientes y distribuidores. Solán de Cabras, con esta integración, ayudará a posicionar al grupo cervecero como referente en el mercado de agua premium a nivel nacional e internacional.
La División de Aguas y zumos de Osborne, con su marca de agua Solán de Cabras, su refresco vitaminado Bisolán y sus zumos Solán de Cabras y Fruta Esencial, se ha incorporado al Grupo Mahou San Miguel.
El grupo cervecero ha adquirido el 100% del capital de la sociedad Balneario y Agua de Solán de Cabras S.L, que durante el último ejercicio registró un volumen de negocio superior a los 50 millones de euros. Esta operación no incluye la explotación del Balneario.
Desde Mahou-San Miguel se asegura que esta adquisición "es una muestra más de nuestra diversificación y una oportunidad de afianzar nuestra posición en el sector español de bebidas, incorporando nuevos productos a nuestro ya amplio portafolio. Esto nos permitirá satisfacer, aún más, las necesidades y gustos de los consumidores, a la par que reforzar la relación con nuestros clientes y distribuidores". El Grupo Mahou-San Miguel ha sido asesorado en esta operación por J.P. Morgan.
Osborne, tras esta etapa de más de ocho años, cede el testigo a Mahou-San Miguel convencido de que las capacidades de su nuevo propietario llevarán a Solán de Cabras al siguiente nivel de excelencia. En dicho periodo, Osborne ha incrementado la facturación de Solán de Cabras en un 70%, ha reforzado su imagen premium y ha desarrollado innovaciones reconocidas internacionalmente como su icónica botella azul. El grupo andaluz refuerza financieramente sus planes estratégicos de crecimiento enfocados en sus divisiones de bebidas espirituosas, vinos y productos del cerdo ibérico a través de Sánchez Romero Carvajal. Osborne ha contado en este proceso con el asesoramiento de BBVA.