Búsqueda en los contenidos de la web

Asozumos
 

Granini... mon amour

Pensando ya en la llegada de San Valentín, granini presenta dos nuevas recetas para celebrar este día tan especial. Junto con el barman Héctor Henche, de Fizz Bartenders, y el chef Juli Pila, granini presenta dos sabrosas y tentadoras creaciones: un cóctel afrodisíaco con arándanos rojos y un postre a base de crema de manzana. Dos creativas propuestas que destacan por su originalidad, color, textura y por su fácil elaboración. Ambas ideales para conquistar.

Sweet Fantasy -by Héctor Henche

Ingredientes:
4 partes de granini Arándano Rojo, 1 parte de zumo de limón, 1 higo, 1 vaina de vainilla y 2 c.c. de azúcar.

Preparación: en una coctelera se incorpora el azúcar junto con el limón, el higo y la vaina de vainilla. Se maja todo, a la vez que disolvemos bien el azúcar. Se añade el granini Arándano Rojo. Con hielo abundante, se bate y se cuela. Se sirve en una copa tipo cóctel.

Versión con alcohol opcional: al añadir el granini de Arándano Rojo, incorporar una parte de vodka.

Canutillos de moscatel rellenos de crema de manzana -by Juli Pila

Ingredientes:
25 cl de granini Manzana, 40 gr de harina de maíz, 7 cl de moscatel, 7 cl de aceite de oliva 0,4 grados, 300 gr de harina de repostería, 10 gr de azúcar, 5 gr de canela en polvo, cáscara de limón rallada, 100 gr de fondant rosa y 100 gr de fondant rojo.

Preparación: se deshace la harina de maíz con la mitad del granini Manzana. Se incorpora la otra mitad del granini al fuego y cuando esté a punto de hervir añadimos la mezcla realizada previamente. Removemos hasta que espese y después reservamos. Hacemos una masa con el aceite, el moscatel, la harina y la cáscara del limón rallado, y la dejamos reposar una hora.
Pasado este tiempo, hacemos pequeñas porciones de masa y las estiramos.

Posteriormente, con la masa envolvemos un molde cilíndrico ‐previamente engrasado con mantequilla‐ y freímos con aceite a 180 grados hasta que se dore por ambos lados. Retiramos el canutillo del molde y dejamos enfriar. Repetimos la operación hasta acabar la masa.

A continuación, rellenamos los canutillos con la crema de manzana y los pasamos por azúcar y canela. Estiramos los dos fondants y con ayuda de dos cortapastas con forma de corazón hacemos diferentes medidas que podemos sobreponer para decorar el plato.