Búsqueda en los contenidos de la web

Asozumos
 

PASCUAL EXPRIME 115 MILLONES DE KILOS DE NARANJAS PARA "SUPERAR UN AÑO DIFÍCIL"

La fábrica de zumos que el grupo Leche Pascual posee en Palma del Río transformará unos 115 millones de kilos de naranjas durante la actual campaña. Al menos así lo espera la compañía que recupera sus previsiones tras un año marcado por las fuertes lluvias y las inundaciones. La fábrica supera así un año de dificultades en las producciones agrícolas y vuelve a «la normalidad», según comentó a ABC Teo Barredo, gerente de Zumos Pascual.
Las expectativas se sitúan dentro de lo que se considera una «campaña tipo», ya que la media de kilos se encuentra entre los 90 millones y los 155 millones. Actualmente, en las instalaciones situadas en el Polígono Industrial Mataché de Palma del Río entran diariamente cuarenta camiones cargados de miles de naranjas, de las cuales, el 70 por ciento procede de la comarca.
De esta forma, Zumos Pascual cierra el 2010 con un balance positivo y «con las cuentas saneadas», indicó Barredo. Sin embargo, aseguró que aún se necesita llegar a los mercados con precios «más competitivos», para lo cual la compañía está llevando a cabo un plan de aprovisionamiento que sea equilibrado tanto para la fábrica como para el agricultor. En cuanto a la posibilidad de que algunos agricultores no cubran los costes de producción después de destinar la naranja a su transformación en la industria como consecuencia de las inundaciones, Barredo afirmó que el sector necesita una «modernización urgente» y señaló que «el esfuerzo tiene que centrarse en el coste de recolección. Actualmente, este gasto «no es sostenible» si se compara con los costes de recolección de países referentes como Brasil o Estados Unidos, donde éstos son inferiores. En este sentido, Barredo insistió en la formación del sector para la optimización de los costes de producción que se imparte en los cursos que ofrece la compañía en colaboración con el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) de Palma.
El grupo también firmó el año pasado otro convenio con el IFAPA Las Torres, donde se experimenta con nuevas variedades de naranjas en busca de una con mejores rendimientos y más resistente. En esta línea de innovación, a aparte de la depuradora de aguas residuales que hace un año puso en marcha la fábrica, Barredo adelantó que existe un proyecto con una empresa cordobesa para crear una planta de cogeneración y biomasa y dar salida a los desechos industriales, como las pieles de las naranjas. Se trata de un proyecto por el que aún no se ha firmado nada, pero que se espera que se concrete en durante los próximos meses. Al ser preguntado por las medidas tomadas por la multinacional holandesa Refrescos, a la que tiene alquilada la parte de envase, y que, según sus trabajadores, la plantilla se ha reducido, mientras que aumentan los turnos y la contratación a través de ETTs, Barredo afirmó que se trata de decisiones que «no son fáciles de entender» por los ciudadanos. «Nuestra obligación es tener costes competitivos dentro del mercado y una de las asignaturas pendientes en nuestro país es la productividad», añadió Barredo.