Búsqueda en los contenidos de la web

Asozumos
 

'Los zumos de frutas no contienen más que la fruta exprimida, pasteurizada y envasada'

La Asociación Española de Fabricantes de Zumos es la organización empresarial que integra a los fabricantes de zumos de frutas. Asozumos representa los intereses colectivos de estos productores ante la sociedad, medios y administración nacional o europea.

Asozumos se incorpora a la  European Fruit Juice Association, (AIJN) en la década de los 80, una organización que trabaja en paralelo con su homólogo español, Asozumos, para defender y promocionar: la imagen de los zumos y néctares; el consumo de zumos de forma responsable, dentro de una dieta sana y equilibrada; la calidad de sus productos y la información del consumidor desde el rigor científico.

Este mes asozumos entrevista a su secretario general, Alfonso Mena.

Asozumos- ¿Cuál es la situación general del sector de los zumos en España en este momento?

Alfonso Mena- Los últimos datos de consumo disponibles y cuyo informe fue publicado el pasado mes de mayo por la Asociación Europea de Productores de Zumos de Frutas (AIJN), indican el mercado español de zumos y néctares durante 2015 fue de 941 millones de litros, un 2,7% menos que en 2014. España ocupa el cuarto lugar en el ranking de consumo europeo.

La naranja es el sabor preferido de los europeos y representa el 38% del volumen del mercado y el 30% del consumo en España. Los franceses y británicos son los más aficionados a este sabor con el 48,8% y el 60,2% respectivamente. En cuanto al segundo sabor más consumido en España es el zumo de piña, con el 19%, los alemanes y británicos se inclinan por la manzana con un 24,9 % y un 12,9% respectivamente, mientras que los franceses prefieren el multifrutas con un 21,6%.

A- ¿Cómo afecta al consumo las altas temperaturas que estamos teniendo?

A.M- Durante el verano el consumo de zumos de frutas se dispara, debido a la necesidad continua de los consumidores de hidratarse.  Durante los 3 o 4 meses de mayor calor de mayo a septiembre se realiza el 50% del consumo de nuestros productos.

Los zumos y néctares además de ser una manera ideal para recuperar nuestro equilibrio hídrico, contienen compuestos bioactivos que los convierten en una opción óptima para alcanzar la ingesta de fruta recomendada por los organismos públicos y privados y, especialmente por la organización “5 al día” que reconoce a los zumos como una de las 5 ingestas necesarias de fruta..

El consumo equilibrado de zumos, dentro de una dieta saludable y equilibrada, es imprescindible para lograr un aporte correcto de energía,  un funcionamiento cerebral óptimo y podría prevenir distintas enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer y determinados procesos neurodegenerativos.

A- ¿Esperan que en 2016 cambie la tendencia y las cifras sean positivas?

A.M- Después del verano, si la economía y la climatología acompañan podrían repuntar las cifras de consumo y alcanzar los niveles anteriores a la crisis.

A- ¿Conoce el consumidor realmente los productos que existen en los lineales?

A.M- El consumidor de zumos y néctares es cada vez más exigente y demanda productos de calidad que cubran sus necesidades de hidratación, de nutrición y antioxidante, tres atributos por los que se caracteriza este alimento.

Sin embargo pese a los esfuerzos de la industria en materia de comunicación y principalmente al esfuerzo de Asozumos por dar a conocer las virtudes de este alimento, parece que hay mensajes no acaban de calar en algunos sectores de la población, que siguen albergando ciertas dudas con respecto a los beneficios derivados de la incorporación de zumos de frutas dentro de una dieta sana y equilibrada, y que debe contener al menos cinco raciones de frutas y hortalizas al día, una de las cuales podría ser sustituida por un zumo.

Debe quedar absolutamente claro que los zumos de frutas no contienen más que la fruta exprimida, pasteurizada y envasada, sin adiciones de azúcar, colorantes ni conservantes. Resultan lamentables las declaraciones de expertos nutricionistas en los medios de comunicación respecto al contenido de azúcares en los zumos. La legislación comunitaria vigente en nuestro país no autoriza la adición de azúcares a los zumos que no contienen más azúcares que los de la propia fruta.

En cuanto a sus minerales, el potasio favorece el equilibrio hídrico y contribuye al desarrollo de una función muscular adecuada; participa en muchas reacciones enzimáticas y en importantes procesos fisiológicos, como el ritmo cardíaco, la conducción nerviosa y la contracción muscular. El magnesio participa en la formación de los huesos y refuerza el sistema inmunológico, o el calcio que participa en el correcto desarrollo y mantenimiento de los huesos.

Actualmente el consumidor puede encontrar en los lineales de los supermercados diferentes categorías de productos: zumos de frutas, néctares y zumos a partir de concentrado.

Zumo de frutas: el producto susceptible de fermentación, pero no fermentado, obtenido a partir de las partes comestibles de frutas sanas y maduras, frescas o conservadas por refrigeración o congelación, de una o varias especies mezcladas, que posea el color, el aroma y el sabor característicos del zumo de la fruta de la que procede. Se podrán reincorporar al zumo el aroma, la pulpa y las células que procedan de la misma especie de la fruta.

- Zumo a partir de concentrado: el producto obtenido en el exprimido de la fruta puede ser sometido a un proceso de concentración, en el que se elimina parte del agua. Cuando se envasa el concentrado se reconstituye con agua potable manteniendo las características físicas, químicas, organolépticas y nutricionales del zumo de la fruta de la que procede y al que también se le podrá reincorporar el aroma, la pulpa y las células que procedan de la misma especie de la fruta.

- Néctar de frutas: el producto susceptible de fermentación, pero no fermentado que se obtiene por adición de agua con o sin adición de azúcares y/o miel a los zumos y/o purés concentrados o no. Tanto el porcentaje mínimo de contenido en zumo de los néctares como, en su caso, el contenido máximo de los azúcares añadidos está fijado por la propia Directiva. Los azúcares se podrán sustituir total o parcialmente por edulcorantes.

A- ¿Qué hacen desde Asozumos para informar al consumidor sobre los productos que comercializan sus asociados?

A.M- Intentamos ir más allá en nuestra forma de comunicar. En los últimos años hemos adaptado la imagen de la Asociación a las nuevas formas de comunicación y a los retos que trae consigo la tendencia hacia una comunicación cada vez más directa, cercana y visual.

Sabedores de la influencia de una correcta alimentación para la salud, creemos que sólo a través de las evidencias científicas y gracias a la legislación que regula el sector podemos intentar acercar la realidad de nuestros productos  a la sociedad.

Las nuevas tecnologías y la volatilidad de los mensajes dificultan la labor de la asociación, cuya prioridad es ofrecer a los consumidores recomendaciones que mejoren su dieta, y por ende su salud.

La comunicación, el marketing y la publicidad son herramientas necesarias para llegar a nuestros consumidores, y principalmente, a nuestros prescriptores, sin embargo, del mismo modo, somos conscientes de la dificultad que supone afianzar nuestros mensajes ante un mar de opiniones e informaciones contradictorias, con escaso fundamento científico, pero que tienen gran alcance social.

Ahora, a través de las redes sociales tenemos la oportunidad de interactuar con nuestros seguidores, y de sondear el estado de la opinión pública en respuesta a otras acciones que llevamos a cabo, como el lanzamiento de notas de prensa, infografías o boletines de noticias de carácter mensual.

La perspectiva global del sector y el conocimiento de las inquietudes de los consumidores, cansados de recibir mensajes contradictorios y poco justificados científicamente, va guiando nuestros pasos, ya que en nuestro compromiso social trabajamos no sólo de forma proactiva intentando dar respuesta a las inquietudes de nuestros consumidores, sino de forma reactiva, intentando arrojar luz sobre algunos mitos que giran en torno a los zumos, poniendo a disposición pública las directrices, normativas e informes que sean precisos para que los prescriptores y los consumidores puedan tener un criterio suficiente para incorporar a su dieta zumos de frutas, de forma responsable.