Búsqueda en los contenidos de la web

Asozumos
 

3.- Efectos de los zumos en la salud dental

El consumo de zumo de frutas debe promoverse como parte de una dieta sana, variada y equilibrada, ya que tienen efectos beneficiosos tanto en el mantenimiento de la salud como en la prevención de distintas enfermedades como las cardiovasculares y en los procesos degenerativos. Si comprobamos la pirámide de alimentos veremos que los alimentos que forman su base, que son los que deberían integrar la mayor parte de nuestras comidas, están formadas por frutas y vegetales. No hay alimentos buenos y malos, sino dietas sanas o inadecuadas. Dentro de una dieta sana y equilibrada los zumos de frutas desempeñan un papel esencial. La recomendación de la Organización Mundial de la Salud es consumir diariamente al menos 400 g de frutas y verduras. En este sentido, la organización "5 al día", recomienda el consumo de 5 raciones entre frutas y verduras al día, de las cuales una puede ser un vaso de zumo envasado. La nueva legislación no permite la adición de azúcar a los zumos comercializados en España. Los zumos contienen los azúcares que se encuentran presentes en la fruta de la que proceden. El tipo de alimento (qué se come) y la frecuencia con que este es ingerido (cómo se come) son factores determinantes del potencial inductor de caries. Por tanto la aparición de caries no solo depende de los componentes del alimento sino de quién los coma, cuándo, de la frecuencia y la forma de su consumo. El agua es el componente principal de los zumos de frutas y representan entre el 80 y el 90% del peso total. Los hidratos de carbono y, en concreto, los azúcares solubles, son los que siguen cuantitativamente al agua en su composición (de un 8 a más de un 16%). Los azúcares más comunes son los monosacáridos fructosa y glucosa, así como el disacárido sacarosa. Para la prevención de la caries dental, los procedimientos más útiles son la profilaxis de la caries con el empleo de flúor, la correcta higiene dental y los hábitos dietéticos.

Evidencia científica

En un estudio realizado en el Reino Unido, en niños en edad preescolar, entre 1,5 y 4,5 años, se estudió el consumo de galletas y pasteles, productos de confitería, chocolate y refrescos azucarados, de hasta cuatro raciones diarias. Los resultados del estudio sugieren que el cepillado regular (dos veces al día) con crema dental con flúor puede tener un mayor impacto sobre la caries en niños de corta edad que restringir el uso de alimentos con azúcar (1). La higiene dental es fundamental para combatir la caries, así la Escuela Dental New Jersey de la Universidad de Medicina y Odontología de New Jersey (Estados Unidos), en su estudio "Sugars and Dental Caries",  recoge que desde la introducción del flúor en la composición de la pasta dentífrica, ha disminuido la incidencia de caries a nivel mundial, a pesar del incremento del consumo de azúcares (2). En un estudio de revisión bibliográfica de trabajos científicos publicados sobre la relación entre azúcar y salud dental publicados desde 1856 titulado "Sucrose and Dental Caries: a Review of the Evidence", realizado por el Departamento de Odontología Pediátrica y Salud Dental Infantil, del Instituto Dental Leeds de la Universidad de Leeds (Reino Unido), concluye que no está demostrada la relación de la cantidad de azúcar consumido con la caries dental, sin embargo encuentra una relación moderadamente significativa de la frecuencia de su consumo con la caries dental. Por lo tanto se debe reducir el número de veces que se consume productos con azúcar (3).
El Departamento de Odontología Pediátrica del Instituto Dental Leeds, de la Universidad de Leeds (Reino Unido), ha realizado un estudio denominado "Comparison of the effects o whole and juiced fruits and vegetables on enamel demineralization in situ", donde se recogen las pruebas realizadas en personas comparando el consumo de frutas y vegetales enteros con sus zumos respectivos. Los resultados de estas pruebas muestran que no hay diferencias significativas entre el consumo de las frutas enteras y en forma de zumos, siendo en ambos casos similar la desmineralización del esmalte dental. (4). En algunos casos el zumo puede tener un efecto beneficioso sobre la salud dental, como lo demuestra el estudio "Inhibitory Effects of Cranberry Juice on Attahment of Oral Streptococci and Biofilm Formation", realizado por el Departamento de Microbiología del Tokyo Dental College (Japón). El biofilm dental produce determinadas enfermedades dentales y los componentes de alto peso molecular de zumo de arándano inhiben la adhesión de estreptococos orales en la superficie de los dientes, retrasando el desarrollo del biofilm (5).
Bibliografía 1. Gibson, S., Williams, S. (1999). "Dental caries in pre-school children: associations with social class, toothbrushing habit and consumption of sugars and sugar-containing foods. Further analysis of data from the National Diet and Nutrition Survey of children aged 1.5-4.5 years". Caries Res. 33(2), 101-113. 2. Touger-Decker, R., Van Loveren, C. (2003). "Sugars and Dental Caries". Am. J. Clin. Nutr. 78(4), 881S-892S. 3. Anderson, C.A., Curzon, M.E., Van Loveren, C., Tatsi, C., Duggal, M.S. (2009). "Sucrose and Dental Caries: a Review of the Evidence". Obes. Rev. 10(1), 41-54. 4. Issa, A.I., Toumba, K.J., Preston A.J., Duggal, M.S. (2011). "Comparison of the Effects of Whole and Juiced Fruits and Vegetables on Enamel demineralization in Situ". Caries Res. 45(5), 448-452. 5. Yamanaka, A., Kimizuka, R., Kato, T., Okuda, K. (2004). "Inhibitory Effects of Cranberry Juice on Attachment of Oral Streptococci and Biofilm Formation". Oral Microbiol. Immunol. 19(3), 150-154.