Búsqueda en los contenidos de la web

Asozumos
 

Zumos y alimentos para tener una piel envidiable

Mantener la piel en buen estado no depende sólo de las cremas que usemos o de factores hereditarios, o enferma por alteraciones cutáneas, como dermatitis o psoriasis. Su aspecto obedece directamente a los cuidados que le damos. La salud de la piel depende del estado de pureza que tenga la sangre y para que esta se conserve en ese estado es necesario mantener los diferentes órganos sanos. Las señales de la piel son indicios evidentes de lo que le sucede al cuerpo en su totalidad.
Según un artículo publicado por la revista Cromos.com, una dieta y un estilo de vida equilibrados serán grandes aliados para que luzca sana. Los pilares básicos para los cuidados de la piel son una elevada hidratación y una correcta nutrición de vitaminas y minerales. Muchos de ellos los podemos encontrar en frutas, hortalizas y zumos. ¿Cuáles son esos aliados?
Tomate: La ingesta de tomate es excelente para combatir los puntos negros, y es muy efectivo para blanquear las manchas provocadas por exposiciones al sol.
Limón: Es un eficaz previsor del acné por su contenido en vitamina C. Es un excelente astringente y tiene efecto tensor. Puede tomarlo en jugo o aplicarlo directamente en granos, espinillas y manchas de la piel.
Pepino: Las rodajas de pepino suavizan la piel y calman la sensación de fatiga.
Naranja: El zumo de naranja en una máscara otorga luminosidad y vida a la piel.

Los aliados de la piel

La noticia también hablaba de cómo la hidratación, fundamental para la piel, se consigue mediante el consumo directo de agua, y del agua que ingerimos en frutas y verduras. El agua también ayuda a eliminar más fácilmente las toxinas.
Vitamina A, que ejerce un papel esencial en la renovación de la piel y de las mucosas. Está presente en alimentos de origen animal como hígado, grasas lácteas (queso y mantequilla), yema de huevo y lácteos completos. Abunda en verduras de hoja verde (brócoli, espinacas...) y de coloración roja, anaranjada o amarillenta (zanahoria, calabaza...), y en frutas como mango, papaya, cerezas, melón y melocotón.

Vitamina C. Tiene acción antioxidante y brinda producción de colágeno para mantener la piel tersa y sin arrugas. Está en frutas y verduras frescas, por ejemplo en pimentón, tomate, lechuga, repollo, kiwi, cítricos, melón, fresas, moras y en general en todas las frutas tropicales.

Vitamina E. Neutraliza la acción dañina de los radicales libres, que aumentan con los rayos solares y que son la causa de las denominadas "manchas de envejecimiento". Se encuentra sobre todo en el germen de trigo, el aceite y las semillas de girasol, almendras, maní, nueces, salvado de arroz y trigo, y en el aceite de soya.