Búsqueda en los contenidos de la web

Asozumos
 

Transformación en zumo de fruta retirada del mercado

14 - JULIO - 2015

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha anunciado la apertura de un cupo para transformar en zumo melocotones, nectarinas y paraguayos retirados del mercado.

Esta medida, acordada con la industria del zumo representada por Asozumos, el sector hortofrutícola y las Comunidades Autónomas, consistirá en la retirada de estas frutas por parte de los productores, en el marco del un Reglamento comunitario, y su entrega a las entidades sociales, que a su vez cierran contratos con la industria para obtener zumo y néctar. Una parte de la cantidad entregada se utilizará como pago en especie por los gastos de transformación.

Con el objetivo de evitar mayores caídas en los precios, el Ministerio ha fijado una cantidad máxima de 20.000 toneladas que se podrá transformar en los meses de julio y agosto y que no distorsiona el mercado de zumos, de acuerdo con las informaciones proporcionadas por la propia industria.

Las cantidades retiradas serán financiadas con cargo a los programas operativos de las organizaciones de productores. No obstante, si finalmente la Comisión Europea decidiera poner en marcha medidas excepcionales frente al veto ruso para estos productos, como respuesta a la solicitud que se viene realizando de forma insistente desde España, el cupo podría ser cubierto igualmente con retiradas financiadas bajo estas medidas.

Las entregas de productos podrán comenzar en los próximos días, una vez que se cierren los acuerdos entre dichas entidades y las industrias.

Campaña para la promoción de fruta y verdura

La ministra ha informado también sobre la puesta en marcha de una nueva edición de la campaña institucional de promoción ‘FRUTA Y VERDURA de aquí y de ahora’, que se difundirá en televisión, internet y a través de publicidad exterior hasta finales de agosto.

La campaña, que cuenta con una inversión de 750.000 euros, invita a la adquisición de productos de temporada, por sus beneficios sobre el medio ambiente y sobre el desarrollo sostenible del entorno, así como por sus óptimas características organolépticas. Además, la iniciativa quiere contribuir a mantener estables los mercados ante la prórroga de la prohibición rusa de importar productos agrícolas procedentes de la Unión Europea.