Búsqueda en los contenidos de la web

Asozumos
 

Cumplimiento de las recomendaciones de consumo mínimo diario de frutas y hortalizas

30 - JUNIO - 2017

En España el 96% de los menores de 18 años y el 90% de los adultos no cumplen las recomendaciones de consumo diario mínimo de cinco raciones de frutas y hortalizas. Las autoridades sanitarias recomiendan un consumo mínimo diario de 400 gramos de frutas y hortalizas, el lema de “cinco piezas al día” y señalan que una de ellas podría sustituirse por un vaso de zumo. Según los expertos reunidos en el curso de verano de la Universidad Rey Juan Carlos que se celebró ayer en Aranjuez, organizado con la colaboración de Asozumos y el programa “Zumo de Fruta, en Serio”, estos productos nos pueden ayudar a llevar una dieta equilibrada y saludable, ya que aportan beneficios a nuestro organismo debido a sus cualidades nutricionales.

España, como potencia productora mundial, representa una oportunidad única para consumir frutas, hortalizas, y sus transformados en zumos, puesto que su consumo contribuye a seguir una dieta equilibrada y saludable. Las cualidades nutricionales de los zumos aportan beneficios al organismo ya que ayudan a la hidratación, aportan minerales, vitaminas y una gran variedad de componentes con actividad antioxidante.

Las frutas, verduras y hortalizas son una fuente de carbohidratos, son alimentos imprescindibles en nuestra dieta por su riqueza nutricional y su alto contenido en antioxidantes, vitaminas y minerales. De hecho, las frutas y los zumos de frutas constituyen una de las principales fuentes dietéticas de compuestos fenólicos, compuestos conocidos por sus propiedades antioxidantes y por lo tanto, implicados en la prevención del cáncer, de las enfermedades cardiovasculares o incluso de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer” afirma la doctora Carmen Gómez Candela, jefe de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital Universitario La Paz y una de las ponentes del curso.

Las frutas, verduras y hortalizas son un grupo alimentario de especial importancia para el mantenimiento y promoción de la salud con un aporte calórico bajo, situándose de media en torno a los 40 kcal/100 gramos. En este sentido, las autoridades sanitarias recomiendan consumir al menos tres o más piezas de fruta y al menos dos raciones de verduras y hortalizas cada día, pudiendo sustituir una sola de las raciones por un zumo de fruta.

Sin azúcares añadidos

El origen natural del zumo, que proviene directamente de la fruta exprimida, le convierte en una fuente importante de vitaminas y minerales. Además, constituyen un alimento saludable dentro de una dieta equilibrada por su bajo contenido en grasas y los azúcares presentes en ellos son los que se encuentran de forma natural en la fruta de la que procede, ya que la legislación comunitaria vigente prohíbe la adición de azúcares a los zumos de frutas.  

Así, como la fruta, el zumo contiene de forma natural el 10% de los azúcares propios de la fruta, siendo el 90% restante agua, vitaminas, minerales y fitonutrientes. Por ejemplo, tal y como señala la doctora Gómez Candela “el zumo de naranja es especialmente rico en nutrientes como la vitamina C, potasio y folato. De hecho, datos de la OMS, señalan que un vaso de zumo de fruta solo aporta el 3% de las calorías diarias en una dieta de 2.000 kcal recomendada para una mujer”.

Según datos facilitados por Asozumos, los españoles consumen cada año 17,9 litros de zumo por persona, en línea con la media europea de consumo pero muy lejos de las cifras que registran otros países de nuestro entorno como Alemania, Estados Unidos y Holanda. En España el mercado de zumos está concentrado fundamentalmente en tres sabores que captan casi el 75% del consumo total: naranja (25%), piña (25%) y melocotón (23%).

En España, dadas las bajas cifras de consumo diario de frutas y hortalizas, un vaso de zumo puede ayudar a cumplir con el consumo recomendado por las autoridades sanitarias, ya que las personas que los consumen, toman también mayor cantidad de frutas y hortalizas.

Los expertos reunidos en el curso de la URJC en Aranjuez recuerdan el papel decisivo de las frutas, verduras y hortalizas en la prevención de las enfermedades cardiovasculares. Se ha observado un descenso del 4% en la mortalidad cardiovascular por cada porción adicional de fruta y verdura al día. De esta forma, consumir las 3-5 porciones de fruta y verdura al día reduce un 11% el riego de ictus.