Búsqueda en los contenidos de la web

Asozumos
 

La consejera andaluza de agricultura anuncia ayudas para la reconversión de cítricos

La consejera de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Clara Aguilera, ha visitado las instalaciones del Grupo Leche Pascual en la localidad cordobesa de Palma del Río, que están situadas cerca de los terrenos donde los agricultores locales cultivan las naranjas que se utilizan para la elaboración de zumo. De esta forma, se reducen los plazos entre la recogida y el exprimido de las frutas, ya que ambos procesos se llevan a cabo con tan sólo unas horas de diferencia.
La actividad desarrollada por el Grupo Leche Pascual contribuye a la economía local, al contratar el suministro de naranjas con los agricultores a través de acuerdos de hasta 20 años de duración. Esta corporación empresarial es, además, pionera en conservar el zumo a temperatura ambiente y en cotizar la naranja con un plus en función de la calidad, añadido a un precio fijo por kilo.
Por otro lado, el compromiso de este grupo con el sector citrícola ha quedado también patente en su colaboración con la Consejería de Agricultura y Pesca a través del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) para el desarrollo de proyectos formativos, divulgativos y de investigación y experimentación. Todo ello con la finalidad de transferir a los agricultores los últimos conocimientos y tecnologías en el sector citrícola y en la industria del zumo.

La fábrica de Palma del Río, adquirida en 2001 por el Grupo Leche Pascual, cuenta con la capacidad de procesar al año hasta 300 millones de kilos de naranjas y clementinas, así como 120 millones de litros de zumo de estas frutas. Es la primera empresa en suscribir contratos con más de mil hectáreas de cultivo de naranja a largo plazo en zonas productivas de primer nivel como es el Valle del Guadalquivir. Entre sus principales líneas de actuación estratégica destacan la investigación e innovación, con estudios de ADN sobre el zumo de naranja y clementina, y la formación continuada de productores y empleados de las fincas con las que tienen suscritos contratos a largo plazo.

El sector citrícola en la provincia de Córdoba

Aguilera anunció que las explotaciones de cítricos tradicionales, con una densidad de plantación que oscila entre 200 y 350 árboles por hectárea, se beneficiarán de la próxima convocatoria de ayudas para reconversión de cítricos, ya que el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) ha atendido la petición de Andalucía para modificar los requisitos técnicos de la Orden que regula esas subvenciones.
Córdoba es la tercera provincia andaluza productora de cítricos, por detrás de Huelva y Sevilla, con el 13% de la superficie andaluza (un total de 11.000 hectáreas de las cuales el 97% se encuentran ubicadas en la Mancomunidad de la Vega del Guadalquivir).
En los últimos diez años, esta provincia ha cuadruplicado la superficie dedicada a plantaciones de cítricos, destacando en importancia los municipios de Hornachuelos, Palma del Río y Posadas.
El valor medio de producción de cítricos de esta provincia oscila entre los 25 y los 30 millones de euros, con 985 explotaciones dedicadas a este cultivo.
El naranjo dulce es la especie citrícola por excelencia, con el 94% de la superficie de este cultivo en la provincia, y el 17,5% de la superficie total de naranja de Andalucía.