Búsqueda en los contenidos de la web

Asozumos
 

Nos entrevistamos con Conchita Vidales, autora de "Zumoterapia"

La Doctora Vidales, conocida por ser colaboradora del programa "Saber vivir", que ahora forma parte de una sección de "Las mañanas", de Tve, acaba de publicar "Zumoterapia". El libro se adentra en el método más natural y sano para aportar a nuestro organismo todos los nutrientes que necesita. Además, los ejemplos prácticos que se incluyen son accesibles para que todos podamos consumir frutas y verduras de un modo sencillo: en forma de zumo. Para facilitar, si cabe, aún más la ingesta de estos tipos específicos de zumos, la doctora quiere ahora industrializar los procesos para poder adquirir directamente estos productos en las tiendas.

Asozumos.- En su libro habla sobre los beneficios de los zumos que, unidos a la fitoterapia, son beneficiosos para luchar contra algunas dolencias... ¿cree que utilizando estos métodos podemos suprimir algunos medicamentos empleados en ciertas patologías?

Doctora Vidales.- No, en ningún caso. Además eso lo dejo muy claro en mi libro. La persona que esté en tratamiento por una hipertensión, por ejemplo, o por una infección urinaria, debe necesariamente continuar con el tratamiento que le haya sido impuesto por el médico. Lo que ocurre es que el zumo, en este caso, va a reforzar esa recuperación, en caso de que ya esté enfermo, o va a prevenir una posible enfermedad antes de que se produzca. Pero en ningún caso se debe sustituir la medicación por el zumo.

Asozumos.- ¿Opina que los sistemas naturales como la zumoterapia se utilizarán masivamente en un futuro como medio para tratar algunas enfermedades?

D.V.- Sí, es más, nuestro organismo se mantiene gracias a los alimentos y estamos descubriendo poco a poco, y gracias a los avances de la medicina, muchísimas propiedades nutricionales y médicas de una gran cantidad de alimentos que nos van a prevenir en un futuro de padecer ciertas enfermedades y nos van a ayudar en su tratamiento. Como he comentado anteriormente, es verdad que no se puede sustituir a la medicina, pero también es verdad que si llevamos una alimentación equilibrada, variada e incluimos en ella muchos de los alimentos que estamos viendo que tienen propiedades preventivas para muchas enfermedades, en un futuro necesitaremos menos medicinas ya que enfermaremos menos. Por tanto, la "zumoterapia" puede ser una terapia complementaria de la medicina en cualquier caso.

Asozumos.- Su sobrada experiencia como nutricionista le ha hecho escribir este libro pero, ¿cuáles han sido sus fuentes? ¿Se ha basado en algún estudio concreto sobre los zumos o por el contrario ha plasmado simplemente su experiencia profesional?

D.V.-
Ha sido una mezcla de ambos, pero sobre todo me he basado en mi experiencia profesional, en poner mucha fruta y verdura en mis dietas. Además, hacer zumos ha venido dado por una necesidad, porque mis pacientes cada día en la consulta me comentaban que les encantaría comer fruta y verdura pero no tenían tiempo. Entonces, se nos ocurrió la idea: ¿por qué no recomendar su consumo en zumos? Porque, como yo les digo: "así os vais de casa con los deberes hechos, ingerís la fruta y la verdura y al volver podéis comerla también".
A parte, también me he basado en el estudio que durante más de 15 años llevamos realizando sobre el poder de las frutas y los alimentos. Todo esto lo hemos metido en la coctelera y el resultado ha sido un libro muy accesible que puede ayudar a que cualquier persona conozca qué tipo de zumo beber para prevenir o mejorar su afección.

Asozumos.- ¿Cree que los zumos envasados también tienen las propiedades que explica en su libro sobre los zumos naturales?

D.V.- Yo he hecho un libro que trata sobre cómo emplear las frutas frescas para hacer zumos, pero estoy también a favor de los zumos industrializados. Vivimos en una época en la que es muy difícil consumir siempre zumos naturales, y por eso es muy útil tener a mano los zumos envasados. Es verdad que cuanto más natural sea nuestra alimentación mejor, pero también es cierto que muchos zumos envasados tienen las propiedades nutricionales necesarias para que lleguen a nuestro organismo en la misma medida que un zumo natural. Lo importante es que no contengan excesivos aditivos, que sean zumos que se puedan consumir rápidamente, que no tengan un largo periodo de caducidad (ya que esto implica la necesidad de que tengan más conservantes). Todo lo natural que pueda ser un zumo industrializado es perfecto, existe y se sigue trabajando en ello.

Asozumos.- ¿Qué zumos cree que son los más recomendables para luchar contra el estrés y la ansiedad, ahora que las vacaciones ya han terminado y toca volver a la rutina laboral?

D.V.- Para esta época del año en la que hay cambios de temperatura y parecen los primeros catarros otoñales, las depresiones o las melancolías porque hay que volver a la rutina, hay muchos zumos recomendados. Para mejorar el ánimo en la mañana, uno que lleve muchos cítricos como la naranja, que tenga kiwi y también frutas rojas y la uva. Ésta tiene un gran poder antioxidante, sobre todo la uva negra. Los cítricos son fundamentales para combatir los catarros, entonces cualquier zumo con este tipo de frutas, incluso con fresas, es bueno para evitar resfriados. También lo complementaría con fitoterapia, incluyendo propoleo y equinacea, que son dos plantas muy interesantes con poderes antibacterianos, antivíricos y antiinflamatorios para las mucosas.

Para la gente que tenga bajo el ánimo o le cueste conciliar el sueño debe utilizar más el plátano, que contiene una sustancia parecida a la serotonina que induce a la calma y la serenidad. En el libro hablo de un batido con esta fruta, acompañada de pera, yogurt o leche y cacao.

También hay uno para un problema frecuente en esta época del año: la caída del cabello. Se hace con zanahoria y calabaza cruda y remolacha, que es mejor comprarla cocida. Parece una mezcla extraña, pero el sabor dulce de la remolacha hace que sea exquisito. Además, si se toma dos veces al día, ayudará a todos los que lo beban a fortalecer el pelo y las uñas.