Búsqueda en los contenidos de la web

Asozumos
 

Los zumos, un buen complemento a la ingesta de frutas y verduras frescas para los niños

Numerosos estudios avalan que el optar por una dieta alimenticia donde los zumos de frutas y hortalizas se consuman de forma habitual, es muy saludable para los niños. Cuando hablamos de zumos, lo hacemos de fuente de vitaminas, que gracias a su sabor dulce se hacen más apetecibles para los más pequeños. A ello se suma, que los zumos son alimentos que están libres de grasas y son por eso, el perfecto complemento a la ingesta de otras frutas y verduras frescas.

Entre los nutrientes de los zumos hay que destacar su alto contenido vitamínico, sobre todo en vitamina A y C. Pero además los zumos están enriquecidos en minerales, antioxidantes y ácido fólico.

Fundamentalmente, el zumo está compuesto por agua y azúcares naturales, como la fructosa, la glucosa o la sacarosa, lo que hace que este producto debe ser uno de los pilares en la dieta de los niños. Es muy recomendable que los niños tomen dos piezas de fruta al día, pudiéndose sustituir parte de ellas por un vaso de zumo. Desde los 2 a los 6 años de edad es aconsejable que los niños consuman entre 150-170 ml de zumo puro de fruta al día.

Durante los últimos años, en nuestro país, se ha producido un incremento en el consumo de zumos. Así por ejemplo, en un estudio sobre el consumo de zumos de frutas y de bebidas refrescantes por niños y adolescentes en España, elaborado por la Asociación Española de Pediatría, se asegura que "desde 1991 a 2001 el incremento de consumo de zumos fue de un 26,7%".

Junto a la necesidad de asegurar a los niños una dieta sana, surge la preocupación respecto a que el contenido en azúcares de los zumos de frutas pueda tener un efecto perjudicial sobre su salud dental. Sin embargo, aunque la dieta juega un papel en el desarrollo de la caries, su incidencia es secundaria en comparación con el uso de flúor o los factores de higiene oral. Así lo afirman las declaraciones del Dr. Van Loveren del Centro Académico de Odontología de Amsterdam, recogidas en el estudio Position Paper on Dental Health with Particular Reference to Sugars in Fruit Juices elaborado por la European Fruit Juice Association (AIJN), quien explica que, "si se combina una buena higiene dental con el uso de flúor, la dieta es poco importante".

A la creencia de que comer fruta entera produce un menor riesgo de sufrir caries dental , expertos dentales de Londres han comprobado científicamente, según consta en el estudio citado anteriormente, que no existe ninguna diferencia en la cantidad de azúcar y ácidos generados en la saliva si se consumen frutas frescas en lugar de beber zumo.

Como conclusión y según este estudio, no es necesario eliminar totalmente los alimentos cariógenos de las dietas de los más pequeños. Lo importante es fomentar una dieta equilibrada junto con buenas prácticas de salud dental para que los niños a la vez que disfrutan lleven una vida saludable.