Búsqueda en los contenidos de la web

Asozumos
 

Un  hígado impecable, gracias al zumo de manzana

Limpiar el hígado y la vesícula de cálculos biliares es uno de los más importantes y poderosos acercamientos a la mejora de la salud, es decir, es como darle una nueva oportunidad para vivir.

Andreas Moritz es el creador de una fórmula mágica para tener un hígado impecable, que se basa en ingerir zumo de manzana natural o en su defecto ecológico, un método de limpieza hepática, que nada tiene que ver con los fármacos.

Según afirma el naturópata Moritz, en el capítulo cuatro de su libro "La Asombrosa Purga de Hígado y Vesícula Biliar", una persona proclive a padecer infecciones repetitivas puede que tenga un hígado lleno de toxinas, con cálculos que se acumularían en los conductos biliares y en la vesícula. "Limpiar el hígado es la mejor prevención contra cualquier tipo de infección"; los cálculos que se acumulan en el hígado contienen multitud de virus y bacterias infecciosas, y suponen, "una fuente constante de agentes inmuno supresores".

El procedimiento se basa en un periodo de preparación de seis días, durante los cuales se ha de ingerir diariamente un litro de zumo de manzana, la que contiene ácido málico y según Moritz, ello ayuda a que los cálculos intrabiliares se reblandezcan.

Mientras dure la limpieza de hígado, según el libro, hay que evitar tomar cualquier medicación, vitaminas o suplementos que no sean absolutamente necesarios. Es importante no dar trabajo extra al hígado, ya que puede interferir con el esfuerzo de limpieza.